Inicio Noticias CDT Incomprensible silencio

Incomprensible silencio

0 216

Esta temporada, el CD Tenerife no ha conseguido su objetivo, que no era otro que conseguir el ascenso a la élite del fútbol español. Sin lugar a dudas, las decisiones de los directivos, los entrenadores y, como no, los jugadores, son los responsables, cada uno en su medida, de este fracaso.

Teniendo claro lo anterior, y sin que sirva de excusa, está el tema del colectivo arbitral. Han ocurrido episodios intolerables esta temporada como, por ejemplo, algunos que citaremos a continuación:

CD Tenerife 1-1 CD Numancia: a Paco Montañes le hacen una entrada salvaje, al tobillo, digna de tarjeta roja que, además, dejó al jugador cinco meses lesionado. El árbitro no pitó ni falta y, para colmo de males, expulsó a Aitor Sanz en la acción inmediatamente posterior, la cual nunca se hubiera producido si se hubiera pitado la clara falta sobre Paco Montañés.

RCD Espanyol 3-2 CD Tenerife: con el conjunto tinerfeño ganando 0-1 y controlando el partido, el árbitro señala penalti a favor de los catalanes por unas manos de Jorge Saénz, pero el impacto del balón con el defensor blanquiazul se produjo a un metro y medio del área. Una acción indiscutible, fue fuera del área descaradamente, pero el árbitro pitó un inexistente penalti que significó el 1-1.

CD Tenerife 2-4 SD Huesca: partidazo de los tinerfeños en la primera mitad, logrando adelantarse en el marcador, pero unos minutos después del 1-0, alrededor de la media hora de juego, el colegiado pitó un penalti a favor de los visitantes y expulsó a Carlos Ruiz al mostrarle la segunda cartulina amarillla. Posteriormente, el Comité de Competición dejó sin efectos esa segunda tarjeta que vio el granadino, y lo hizo porque al analizar la jugada, vieron la evidente realidad: que no hubo penalti.

CD Tenerife B 1-1 CF Internacional: en el partido de vuelta de esa eliminatoria, con 1-1 en el marcador, el filial blanquiazul estaba obligado a ganar el partido para lograr el ascenso. El colegiado cometió un error garrafal cuando anuló un gol absolutamente legal, mediada la segunda mitad, a los canteranos tinerfeñistas, privándoles de conseguir el ascenso.

Todos estos son algunos ejemplos de los graves errores arbitrales que han perjudicado al CD Tenerife esta temporada, y clama al cielo que, desde el club, no se haya hecho una queja formal al respecto. Los árbitros se pueden equivocar, te dan y te quitan, pero cuando fallan tan estrepitosamente y siempre en contra del mismo equipo, da que pensar.

Entradas similares

NO COMMENTS

Deja un comentario